Una sonrisa que armoniza con el rostro y que muestra unos dientes blancos, bonitos y bien alineados, nos da una impresión agradable. Una boca bonita transmite salud, higiene, etc. Por el contrario unos dientes sucios manchados o mal alineados nos dan una sensación desfavorable, de dejadez.

La odontología estética hace que nuestra sonrisa muestre una boca perfecta, en armonía con nuestra cara, y nos proporciona este aspecto que gusta a la gente y a nosotros mismos, que nos da seguridad y confianza.

Utilizamos las últimas técnicas y los materiales mas avanzados para obtener los resultados que el paciente espera de nosotros.

Mediante técnicas de maquetas, el paciente ve antes del tratamiento como va a ser el resultado final, de esta manera podemos estudiar el caso, dialogar con él y hacer las modificaciones necesarias hasta conseguir el resultado satisfactorio.

Una vez el paciente lo encuentra todo de su agrado se empieza el tratamiento definitivo, no antes, ya que así evitamos sorpresas desagradables.

¿Tratamientos largos? No necesariamente, mediante muchas de nuestras técnicas podemos cambiar una sonrisa en unas pocas horas, incluso según los casos sin anestesia.

 
 
 
 
   
  Diseño: fernandomartinez.es
 
© Drs. Lorenzo de Torres Magriñá (Col. Núm. 4074) y Francisca Polaina-Barranco C. (Col. Núm. 3909) |