Las enfermedades periodontales son las enfermedades más extendidas del ser humano junto con la caries y la gripe. Sin embargo, hoy en día se pueden prevenir y tratar con éxito, permitiéndonos conservar los dientes toda la vida.

La gingivitis consiste en una infección situada debajo de la encía, alrededor de los dientes. Es una inflamación indolora que hace que sangre fácilmente y si no se trata en algunos individuos progresa a periodontitis, antiguamente llamada piorrea, que destruye el hueso y el ligamento que soporta a los dientes, causando con el tiempo la perdida de los dientes afectados.

Estos procesos inflamatorios raramente cursan un dolor intenso, por lo que muchos pacientes los padecen sin ser conscientes de ello. Los primeros signos son enrojecimiento de la encía y sangrado al cepillarse los dientes. Otros síntomas como movilidad y separación de los dientes, exceso de sensibilidad, dolor de encías, mal aliento y aparición de abscesos y flemones, son alertas de la evolución hacia piorrea.

Además de las enfermedades periodontales, tratamos también de forma quirúrgica los defectos óseos y gingivales, con el propósito de mejorar la función y la estética.

 
 
 
 
   
  Diseño: fernandomartinez.es
 
© Drs. Lorenzo de Torres Magriñá (Col. Núm. 4074) y Francisca Polaina-Barranco C. (Col. Núm. 3909) |